Facebook Youtube +57 3176444978 Instagram

Un zorro en medio del bosque

11 de Marzo de 2020. Guardado en Historias de Viajeros

Experiencia en el frío municipio de Pensilvania

UN ZORRO EN MEDIO DEL BOSQUE

Pocas veces he estado tantos días  en contacto con la naturaleza hasta aquella aventura en medio de las montañas  frías y escondidas del Departamento de Caldas.

A casi 5 horas en carro desde la ciudad de Pereira, subiendo por las montañas del centro de Colombia se encuentra un pequeño pueblo llamado Pensilvania, nunca me había expuesto a tanta cantidad de curvas, pero quería visitar un lugar diferente así que decidí hacerlo.

Los días estaban entre los 7 grados, rodeado de neblina y mucha naturaleza que hacían de este lugar frío y verde bastante acogedor. Sus cabañas trascendían su olor a madera, aprovechábamos las noches para encender las chimeneas, así controlábamos el intenso frío.

En la mañana del segundo día salí a recorrer el lugar donde encontré un lago que rodea casi todas las cabañas, al fondo un sendero para ir por el bosque, en su recorrido se observan las hojas de los arboles mojadas por la pequeña lluvia de la noche anterior, al fondo el sonido del río chocando con las piedras, sientes que la naturaleza te transmite una paz y una tranquilidad tan profunda que quisieras quedarte por muchas horas en ese lugar. 

En la noche cuando nos  preparábamos para la cena salí un momento por la puerta de atrás de la cabaña  para percibir la luna grande y brillante que se observaba al fondo, en ese  momento escuche un sonido en medio del pasto a tan solo unos pocos metros de mí  se veía el reflejo de un gato grande, se fue acercando poco a poco al lugar  donde me encontraba, tenía una actitud muy extraña que no lo veía en un animal  común, me acerque un poco hacia el con cuidado y pude observarlo mucho mejor. 

Era un zorro, un hermoso animal nocturno de color gris oscuro con patas de  color negro, unas orejas puntiagudas y una mirada que lo caracterizaban como un  animal salvaje pero bastante exótico. Me sentía fascinado pues era la primera  vez que veía un animal de estos, podía ver su pelaje grueso que lo protegía del  frío de la noche. Quise dejarle huesos y algo de carne cerca del lugar donde lo  vi. A la mañana siguiente no encontré nada de esa comida pues supe que se había  pegado un buen banquete.   

Valió la pena pues el estar en  contacto con tanta naturaleza te recarga de energía y me fui feliz por ver a  tan majestuoso animal que me enseña a admirar y cuidar nuestra fauna silvestre.  

Sabemos que estamos en un momento  importante donde debemos contribuir por el cuidado de las especies, según el Ministerio  de Ambiente y Desarrollo Sostenible en los Departamentos del centro de país  como Caldas, Tolima, Cundinamarca, entre otros, se pueden encontrar más de  150 especies que cumplen un papel fundamental para la biodiversidad en estos  lugares.

Esta entidad nos recuerda que los animales silvestres no son mascotas y nunca deben ser extraídos de su hábitat natural o tenerlos en casa; esto, además de atentar contra sus vidas y los daños irreversibles que les ocasiona puede ser considerado un delito ambiental y conlleva a multas que pueden llegar a los 35.000 SMMLV y penas de 4 a 9 años de cárcel.  

 Según el Instituto de Protección y Bienestar Animal los animales aprehendidos son trasladados al Centro de Fauna Silvestre en donde comienzan un proceso de rehabilitación física y comportamental en donde pueden durar meses o años para alcanzar de nuevo la libertad. La entidad adelanta campañas de sensibilización sobre el cuidado de los animales llamadas “mirar y no tocar, es amar” que consisten en recorridos guiados por parques y humedales.   


¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn

Etiquetas


Califique esta publicación
Puntuación: 4,6 / Votos: 5

¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario: