Facebook Youtube +57 3176444978 Instagram

EXPERIENCIAS ¡El placer de viajar en el avión más grande del mundo!

Escrito por Viajes Inversa , 06 de Mayo de 2021. Guardado en Historias de Viajeros

Descubre como es viajar en el avión más grande del mundo







Jose Lucas Dugand

Nos cuenta su experiencia viajando en el A380, considerado el avión más grande del mundo... Una experiencia única contada desde la perspectiva del viajero.

Gracias a mi trabajo, he tenido  la fortuna de viajar los últimos 30 años por el mundo entero. He disfrutado y  he sufrido aviones grandes, medianos, pequeños, de hélice, turbohélice, cómodos  e incómodos, por lo cual pensaba honestamente que ya nada me podía  sorprender……..hasta que me encontré con el Airbus A380!  

 Tuve la oportunidad de volar en  esta maravilla tecnológica de Seúl a Los Ángeles, en la aerolínea Korean Air, y  para ser justos, debo reconocer que la calidez y excelencia de su servicio  contribuyeron a que mi percepción del avión fuera  aún mejor. No dudo en afirmar que  hay un común denominador en el servicio de las  aerolíneas orientales, que siempre me ha llevado a preferirlas en los viajes a  Asia. Tal vez el trato, o los gestos suaves y delicados de las auxiliares de  vuelo, o su permanente sonrisa, hacen que un vuelo de 13 ó 14 horas sea menos  extenuante. Por sus dulces ademanes, da la impresión de que no caminan, sino  flotan, se deslizan.  No puede uno hacer  el menor gesto o levantar la mirada, porque de manera milagrosa aparecen al  lado de uno en cuestión de segundos preguntando qué deseamos.   

Pero volviendo a nuestro avión,  lo que primero impacta a través de la ventana de la sala de espera, es que los  operarios de tierra parecen enanos al lado de semejante máquina, ya que podrían  incluso caber parados dentro de una de las  turbinas. Todos los demás aviones, inclusive  el venerable Jumbo 747, se ven pequeños a su lado.  

Dos filas al entrar al avión, una  para clase económica y otra para ejecutiva y primera clase, permiten completar  el abordaje tan sólo 25 minutos después del primer llamado, de manera  eficiente. Nuestra cabina de clase ejecutiva se encuentra ubicada en el segundo  piso, donde los colores utilizados en la decoración, beige en las partes  plásticas y azul claro en la tapicería de las sillas, dan una sensación  inmediata de tranquilidad. Nos recibe una auxiliar de vuelo que nos acompaña personalmente  hasta nuestra silla.  

Una vez acomodados, el jefe de  cabina se presenta, saludando y dando la bienvenida por su nombre a cada uno de  los pasajeros, impresionante! Posteriormente todas las auxiliares se paran delante  de los pasajeros y hacen una suave genuflexión saludando y dando la bienvenida.  Qué calidez y compromiso de servicio con los clientes, y con su empresa!  

La cabina está dispuesta en filas  de tres hileras de dos sillas cada una, con dos pasillos, similares al A330 de  Avianca, pero obviamente con un mayor espacio. Yo mido 1,78 cms, me pude  acostar totalmente, y aún así me quedaban unos 20 cms de espacio delante de los  pies, lo cual permite al pasajero de al lado pasar por el frente sin molestar.  Adicionalmente hay una salita con un bar en la parte delantera de la cabina,  en la cual se puede tomar un break o reunirse  con los compañeros de viaje a conversar o tomar un trago.  

El avión despega de manera  sorprendentemente  silenciosa, 53  segundos después de iniciada la aceleración. Todo el proceso durante el  despegue, vuelo y aterrizaje, se puede observar en la pantalla del sistema de  entretenimiento, con vista hacia adelante como si usted fuera el piloto, y con  otra panorámica desde la cola del avión, gracias a un sistema de cámaras  localizadas externamente.  

 El sistema de entretenimiento, con una  pantalla táctil de excelente tamaño, es bastante completo. No sólo tiene los  habituales juegos, música y películas, sino un software que permite conocer en  todo momento la ubicación relativa del avión con respecto a la ciudad del mundo  que uno escoja, o abrir parte del mapa de ruta para aumentarlo en alta  definición, o ver detalles de alguna ciudad  haciendo zoom, estilo Google earth. 

Adicionalmente permite ver el catálogo de compras en línea el cual, dicho sea  de paso, es impresionante porque tiene 266 páginas y algunos artículos  realmente extraordinarios. Puedo mencionar, entre otras “joyas”,  un Whisky Royal Salute de 40 años con un  precio de US$ 2.750, con un decanter propio, numerado específicamente para esta  botella. Un Chabot Armagnac de 1.952 por US$ 1.500 la botella, o un Remy Martin  Diamond de US$1.000. Por tan sólo US$ 57, puede usted adquirir una selección especial  del vino italiano Valpolicella Ripasso, de doble fermentación, DOC de la región  del Veneto, con etiqueta conmemorativa del lanzamiento del A380 en esta  aerolínea. Excelente vino, excelente recuerdo.  

El servicio de comida, como de  restaurante 5 estrellas. Vale la pena destacarlo pues este tema ha decaído  mucho en otras aerolíneas,  aún en clase  ejecutiva. 

Excelente selección de vinos. Escogí para mi cena un steak al vino y  quedé sorprendido cuando la auxiliar me preguntó en qué término deseaba la  carne, pues la trajeron exactamente como la pedí.  

La comodidad y opciones de las  sillas son similares a otras aerolíneas y aviones, aunque hay que destacar la  facilidad para sacar la bandeja de la comida, bastante difícil en otros aviones.  Al momento de dormir, la silla se reclina totalmente 180%, convirtiéndola en  una cómoda cama.  

Antes de aterrizar, para cerrar  con broche de oro, las auxiliares de vuelo pasan por cada puesto despidiéndose  de sus pasajeros, y agradeciéndoles que hubieran volado con Korean Air. Y para  completar, vemos el aterrizaje desde la pantalla, a través de una cámara  colocada en la barriga del avión, todo un espectáculo!  

Tal vez el único lunar (no todo  podía ser perfecto!), es que la cabina de clase ejecutiva acoge a 92 pasajeros,  lo cual hace que se pierda un poco ese ambiente de exclusividad e intimidad que  caracteriza a este tipo de cabinas. El tamaño del avión y sus pasillos, permite  que haya niños corriendo por todos lados, ante la mirada impasible de sus  padres y el gesto impotente de algunos pasajeros. 

A pesar de haber 4 baños, son  inevitables las colas de espera, pero estos lunares son el costo que se debe  pagar por hacer rentable el avión. Sin embargo, son pequeños detalles que no  empañan la majestuosidad de este sorprendente aparato, incomparable en su belleza,  lujo y comodidad, cuyas características ergonómicas y de confort  permiten que 13 horas de vuelo, literalmente  se pasen…….volando!  

 

  JOSE LUCAS DUGAND  


¿Te Gusto Este Artículo? Compartelo ahora!

Whatsapp Whatsapp LinkedIn Pinterest LinkedIn LinkedIn

Etiquetas


Califique esta publicación
Puntuación: / Votos: 0

¿Quieres leer un poco más?

Comentarios de los usuarios

Deja tu comentario: